Versos al pasar. Poesía y Pseudopoesía

Hace muchos años empecé a escribir versos. Sólo logre palabras con cierto sentido poético, que mi profesor de Castellano (el querido "chico" Leopoldo Meneses) me advirtió que debía mejorar. Escribí por años. Muchos de esos versos se perdieron en un bolsillo o entre las hojas viejas de una agenda. Hoy publico algunos de aquellos versos añejos que he encontrado y otros, de diversos autores, que me han cautivado. Espero que no te aburras con mi creación o los versos escogidos.

sábado, febrero 21, 2015

Hora de partir

Poco a poco viene a mí
tu recuerdo esta noche.

Tu aroma de mujer,
hembra entera,
perfecto equilibrio
entre amor y deseo,
me invade y toma
control de mi cuerpo.

Sobre mi corazón herido
se viene a la memoria
el abrazo y el beso.
Y mi alma eterna,
¡llena de sobresaltos,
se estremece de nuevo!

Mujer que amé y perdí.
¡Aquí estás de nuevo!
Como cuando albergaste
mi ternura infinita
en tus entrañas.
Como cuando veía lejos,
insospechado el fin.

¡Aquí está de nuevo!
Te acuestas a mi lado.
¡Y como un milagro
resucitan tus besos!
Mientras tu boca
busca mi boca.
Suavemente tus dientes
muerden mis labios,
y como antes,
como antes nos besamos.

Sin palabras apenas,
sólo tu respiración y la mía.
Ebrio de tu amor
te acojo en mis brazos.

Pero ya no estás a mi lado.
Nuestro amor es
un pozo abierto y amargo.
Los ardientes besos,
los cuerpos entrelazados...
ya no están.

La fría y dura hora del adiós
a llegado.
Y abriendo mis ojos
me doy cuenta que todo
ha terminado.

Aquí estoy.
Pálido, desventurado.
Como un náufrago de tu amor.

Ya es la hora de partir.
La fría y dura hora de partir
ha llegado.
Sin embargo sé que tú me quieres.
En el fondo de ti.
Tu alma sabe quién soy.
Ya sentirás la sed de mis besos,
el hambre de mi cuerpo.
Y yo abriré mis ojos,
pensando que sueño y  despierto.
Y ahí estarás tú.
Atandote nuevamente a mi alma.
Fundiéndote a ella.
Uniéndose ambas.
Como ha sido siempre.

miércoles, febrero 18, 2015

Anoche

Anoche calme levemente mi sed.
Anoche bebí de tu lengua,
bebí de tu alma y tu silencio.
Anoche sentí tus frescos labios, en un robado beso .
Anoche hubo un beso robado y correspondido.
Anoche bebí de tu lengua.
Anoche bebí de tu alma y tu silencio.
Anoche supe que no moriría sediento.
Anoche supe que también tenías sed.
Anoche, después de mucho tiempo, dormí bien.

domingo, enero 25, 2015

SENTIMIENTOS

Lo pasado ya no está,
se fue...
ha huido de mí
y no quiere volver.

Lo que espero
está ausente.
No existe.
O si existe.
Pero en mi mente.
Existe en lo más
profundo de mi ser.

El pasado ya no está.
Lo que espero
está ausente.
Es mi futuro.

El presente soy yo.
Lírico y melancólico.
Con pensamientos
desordenados.
Apasionados.
El presente soy yo.

miércoles, enero 21, 2015

MUJER DE GÉMINIS AUSTRAL


Aroma a tierra amada
te percibo en nuestro encuentro.
tu fragancia de ternura
se refleja en la mirada
de las maduras
olivas de tus ojos.

Mujer de géminis austral.
tu tristeza será breve
¡Yo te la haré olvidar!
clavaré raíces en tu tierra
para no ser fantasma errante,
resucitaré en tus brazos
de piel morena.
Besaré tus labios, tu faz,
tus manos con mi boca.
Recorreré la geografía
de tus pechos,
con mis yemas, con mis labios,
con mi lengua.
Sediento de tu tibia piel,
beberé el silencio
de tus gemidos.
Devoraré tu grito
rosado de placer.
En la cópula milenaria
y salvaje de tu jungla.
Calmaré mi sed
bebiendo de tu lengua
a sorbos de fuego,
bebiendo tu alma y tu silencio.
Sembraré en la
salvaje humedad
de tu selva
mi semilla tibia,
recogeré la misteriosa
cosecha invernal
de tus pechos desnudos.
Caminaré cada provincia
de tu cuerpo exhausto,
en búsqueda del descanso
del eco de tu gemido
migratorio.
Sureña de mis sueños
mas profundos,
te haces presente
de mi pasado,
mientras tu vientre
me sirve de almohada,
y tus manos
suaves acarician
mis breves cabellos.





20.010.000


TE CONOCÍ POR INTERNET


Vagando por tibias tardes,
entre circuitos enmarañados,
un día te encontré
¡Sola!...
Entremedio de un mar
de palabras emborrachadas.

Tu nombre brillaba
como el astro Rey…
Y un número delataba
tus frágiles años

Sin titubear marqué
Con mi puntero
Tu guest …

Así te conocí…
Triste y alumbrando.
Iluminando amistades,
Iluminando los prados,
entre el Loncomilla y el Maule.
Entre viñas y tejados.

Así te conocí tierna sureña
Mujer, amiga, esposa, madre,
hija, hermana y hembra.

Así te conocí




19.970.000

CELOS II

Definitivamente descubrí
que te amo como nunca
había amado.

¿Celos? 
Sinónimo de Amor.
Amor tan grande
y mezquino, que no deja
de incomodar.

Te veías tan linda, 
tu sonrisa siempre amplia.
Tan dama…
Tan señora…
Tan hembra…
Tan segura…

Quise ser un hombre
invisible... para estar ahí.

Pensé en Vadihno (de Doña Flor),
su espíritu la seguía
Tú eres mi flor.
Doña flor
Eres mi amante,
mi mujer,
eres todo para mí.

No tomes esto como un
Acto de celo suicida.

Es tan solo un acto de amor.

¿Te gusto el lychee?

Lo comiste con ganas, aunque
casi no bebiste el licor.

¿Se molesto el caballero?

Que sepa que eres mía,
como yo lo soy de ti






20010421045

CELOS

Siento tu piel tibia
morena
tus besos de miel
los llevo como células.

Yo soy el iracundo, el suave,
el prisionero de ti.

Soy  pureza y pecado

La pasión de tu ser
se cruza en mi camino
como un puntal
de mi agitada vida
que me consume en
la infinita hoguera…

Soy un soñador profundo
que ofrece el corazón
sin condición.

Dame en tus besos la esperada
aurora del amor.

Amarga era tu vida
endúlzala con mi sonrisa...
Con mi existir.

Salvo mi corazón…
todo está bien.
Eres dueña de ti misma.
Yo soy el palomo cautivo.
Concédeme dueña mía
el sincero amor…
savia de vida,
energía de mi existir.
Dame tu mano franca.
Dame la esperanza…
Dile a ese cruel,
Que me arranca
el corazón con que vivo
que es un cardo
que hiere la montaña
de mi amor por ti.

El asalto de tigre de
esta noche fue por ti.

Quiero cantarte un himno
alegre...
y saludarte en primavera.

Quiero ver tus canas,
que aparecen como estrellas
en la constelación de
tu cabeza.

Eso mismo quiero
que veas...
Quiero que lo mismo
Veas en mi.







200.104.210.104


PENSAMIENTOS


Es casi mi amor
idolatría...
Que poco a poco me hace
volver loco;
Tu y yo somos
armonía
de pasión y amor que
por ti evoco








20.010.412

SENTIMIENTOS


Para describirte
lleno mi mente de hojas
frescas,
de aroma de tierra
mojada,
de campo y caminos
polvorientos.

Para describirte
te digo amada
que estás delgada.
Te digo morena
de mi tierra,
y mis versos
rebotan en tus
ojos oscuros
de amada
tiniebla.

Para decirte
que te amo
mido las distancias
del eco de
tu nombre y el mío.

Para amarte
y calmar mi sed
de besos locos,
debo viajar
hacia el infinito
sabor
de tus labios frescos,
que brotan de
la simple fruta
de tu boca.

Amo tu voz
de mujer sureña,
de gualle maulino,
de brisa campestre.

Amo tu olor
a limón y Jacinto,
mezcla de esencia
de verde pino.

Así sencillamente
te amo,
tintineante
estrella austral,
mujer de tierra,
de cielo y agua,
mujer amada.




.

domingo, enero 18, 2015

No te amo

Te veo dormitar.
Estas sobre el sillón.
Y yo No te Amo.
Amada mía
No te amo...

Si es verdad...
No te Amo como tú crees.
Y no mal interpretes
lo que digo.
No te amo
como dicen
las canciones de Amor.
Yo te Amo
de forma diferente.
Te amo secretamente...
como se aman ciertas cosas
que nadie debe saber.

Te amo como aquella flor
que nadie ve,
porque aun no nace,
pero ansía germinar
como la más bella.

Te amo sin tocarte,
aunque te toco.
Te amo sin besarte,
aunque te beso.
Te amo tan intensamente,
y tan secretamente,
que no dimensionas
este Amor intenso...
Amor que siento...

Te amo sin saber cómo.
Te amo sin saber dónde.
Porque no se de que otra forma
puedo amarte.


20.150.100

Añoranza

Miró hacia mi norte nativo...
Hacia ese lejano y polvoriento paisaje.
Miro desde este sur lluvioso
que me acoge...
de montañas bajas... 
y eterno verde.

Miro hacia el norte...
hacia el destino...
Hacia donde están tus brazos...
que se estiran y me llaman.
Que me inspiran confianza.
Que me dan alegrías.

De pensar en ti me embriago...
y mi pecho late más fuerte...
y mi respiración se acelera...
con sólo pensarte.


20.141.200

Versos dormidos

Los versos se durmieron
profundamente.
Se guardaron por años
y despertaron
muy pocas veces.
Los versos despertaban,
vivían brevemente...
Y se dormían
como tantas veces.

Pero un día apareciste
No se de dónde...
Sólo hasta mi llegaste,
hablaste...
y mi alma dio un brinco.
¡Y los versos despertaron!
Aquellos versos remolones.
Esos versos despeinados.
Versos olvidados, con caras
de rimas perdidas,
de tiempos ya pasados....
¡Despertaron!
¡Si!... ¡Ahí estaban de nuevo!
Ansiosos por presentarse.
Por decirte gracias.
Por darme a conocer.

Mis versos olvidados
ahí estaban.
Resucitados por la fragancia
de tu voz...
por la brillante luz
que emana de tu ser.
Mis versos dormidos
han vuelto...
Y ya nada podré hacer
para enterrarlos,
para suprimirlos.



20.140.912

Alma Gemela

Junto a un rebaño de estrellas
llegas a mí.
Te siento en mi alma
como imagen divina.
En otras vidas...
he escuchado como me nombras.
Y como en otras vidas...
te clavaste en mi corazón.
Y te adueñas de mi ser...
Y me hago esclavo de tus besos...
nuevamente soy tuyo...
nuevamente eres mía...
Y ambos somos de los dos.
Las durezas de la vida te han marcado...
Y se aferran a ti...
te impiden caminar hacia mi amor.
Pero tú me sientes...
¡Sabes quién soy!
Tu alma eterna me reconoce...
Ella sabe y reconoce quién soy.
Pero las sombras
de engaños anteriores,
te confunden.
Las marcas de tu alma...
las añejas cicatrices.
Y aquí estoy...
Esperándote...
A que por fin te liberes.
Cada día que pasa,
cada hora,
cada minuto...
Te tengo atada a mi alma.
En otras vidas...
he escuchado como me nombras...
En otras vidas...
nos hemos fundido tu y yo.
En esta vida nos hemos reconocido...
Para continuar este eterno amor.



20.141.011

Contigo en la distancia

Cierra tus ojos,
siente el viento que habla de nosotros,
siente la brisa sobre los árboles
que trae un sonido de amor.

La luna está llena
y brilla más que nunca,
ella nos une en la distancia,
y me dice...
¡Pronto volveremos a estar juntos!

Amada...
abre tu corazón,
abre tú mente,
escucha la voz de tu corazón,
da esperanza...
allí estoy yo.

La noche llega
con un agradable y amable silencio
me hace dormir tranquilo
me hace sentirte cerca,
muy cerca.

La noche con su cielo claro
me ilumina por la ventana.
La luna y sus silencios,
y todas las voces nocturnas
se confabulan para hacerte
sentir cerca.

Esta noche en el cielo
se vislumbra un ¡Te extraño!
Pienso en ti y te siento a mi lado.
Te siento aquí,
abrazándote, besándote...
No queriendo dejarte ir
por temores lejanos.
No queriendo dejarte
por miedo
a que ya no me quieras.




20.150.107

Fuego Azul

Azul.
Azul cielo.
Azul instantáneo,
secretos de azul.
Pétalos azules,
azules celestes,
fuego azul.
Azul es el color
de mi amada,
bienamada azul
fuego azul,
contigo todo
arde en azul.


20.150.108

Noche sin ti

Vida mía...
Siento tu aroma
de mujer amada
y me embriago con él.

Pienso en tus suaves
y amados cabellos
y me enterneces.

Sueño despierto...
quisiera raptarte...
hacerte mi prisionera...
sin embargo, bienamada,
no podría!
No podría
hacer algo
en contra de tu voluntad.

¿Cuántas veces
te amé sin verte?...
¿Sin conocerte?...

Hoy la Luna nos unirá.
Y la tecnología
será nuestro cómplice.
Y el fuego encendido
nos traerá nostálgicas
noches de amor,
de dulces besos,
de tiernas caricias,
de resplandeciente Amor.




20.141.231

sábado, mayo 21, 2011

Fragmento de poesía Mapuche

El campo está abierto
y al fondo la montaña que vigila
mojada y oscura
en que los escarabajos hurgan
llevando colores perdidos en su vagar.
El hombre, el anciano
se detuvo en algún punto del ciclo interminable
y habló el amarillo de la tierra cansada
la blandura del camino.
El bosque dijo su verde esperanza.
El aire detuvo su incesante caminar.
Surgió un destello milenario
y luego
llegaron
a la luz del trigo
el tono claro de la madera
el calor de la ceniza
y el aroma de plantas:
todos hablaron por su voz.
El hombre, el anciano
buscó en su memoria relatos antiguos y después
más tarde en el tiempo
cuando el sol humilde inclinó su claridad
la luna asomó sus ojos
pidió silencio la lechuza
la tierra vuelve a su girar.

Erwin Quintupil
1994

Triste lluvia

La triste lluvia
alegra la Tierra.

A veces cae intensa,
otras suave... lenta...
y como minúsculas
partículas
se depositan
e incrementan.

En esta temporada,
la lluvia siempre
está presente.
Casi no da tregua.
No quiere que nadie
la olvide.

En esta temporada triste,
la lluvia alegra la Tierra.

sábado, abril 30, 2011

POEMA Confesiones Necesarias (Poesía Mapuche)

Erwin Quintupill es un poeta mapuche originario de Saltapura, que lleva más de veinticinco años de ejercicio de la poesía y de producción.
El poema a continuación es una muestra de lo último que ha escrito Erwin Quintupill, es decir, de su fase más reciente.
___________________________________________________

CONFESIONES NECESARIAS (2009)

Soy culpable de haber escuchado las viejas historias junto al fogón,
de haber corrido entre los bosques de mi suelo natal
y de seguir jugando con el viento.

Soy culpable de haber bailado en el gijatun de haber regado el suelo con muzay
y de haber visto el sitio en que los ríos nacen.

Es verdad,
amo más el sonido del lenguaje de la tierra que las palabras con que hablan los demás.

Soy culpable de beber chicha de manzana hasta altas horas de la noche
de bailar corridos y rancheras en las fiestas
de mirar callado
de quedarme en silencio cuando salgo de casa.

Soy culpable de querer el canto de los viejos
de enterrar a mis muertos compartiendo la carne y el vino
de adornar con flores de papel los sepulcros
y de hablar con los que ya no están.

Es verdad,
amo el color de la tierra, su humedad y el rocío cayendo desde las hojas de los árboles.

De contar cuentos a los niños en las largas noches de invierno
y en las breves de verano, también soy culpable.
De saber del tuwvn, de conocer la historia de mi lof y de amarla;
de todo eso, también soy culpable.

Me culpo de haber ido a la ciudad, sin arrepentimiento
de haber caminado por sus calles tratando de sentir la sangre de los que allá murieron
de haber aprendido a hacer el pan y a caminar largas horas por las mañanas.
De reírme, de eso también soy culpable.
De irme y no volver…

Es verdad,
amo el recuerdo de los que no están.

Soy culpable de llamarme Juan y no como se llamó mi abuelo.
Soy culpable de tener ojos claros, la piel morena.
Soy culpable de tener hijos mestizos, de sembrar la tierra y de leer libros.
Soy culpable.

Me culpo de haber reclamado bajo la lluvia
de mirar hacia el Este cuando amanece y de bajar mis ojos hacia el suelo y volver a levantarlos
de pedirle a los dueños del agua y del bosque que no se vayan
de conversar en silencio con las montañas.

Es verdad,
soy culpable de no confiar

y creo en la comunión de las palabras
y de eso también soy culpable.
De haber arriado una bandera el 12 de octubre de 1992 en la plaza de Concepción.
De haber subido la cordillera cuando me necesitaron
De haber sobrevivido y no haber muerto cuando me quisieron muerto
De todo eso soy culpable.

Ahora que vengan los tiempos y me juzguen
que los demás se queden en su espacio y a mí
me queden en el mío, en cualquier lugar se encuentre
pero si muero que mis huesos descansen en el sur bajo un suelo sin cruz.


.